Coronavirus y cadena de suministro, ¿dónde estamos y hacia dónde vamos?


2020 pintaba a ser un año fructífero, sin embargo, nadie se esperaba lo que acontecería en los primeros meses. El repentino cambio creado por el SARS-CoV-2, o mejor conocido como CORONAVIRUS, no solo ha encendido las alarmas sanitarias, sino también aquellas de carácter financiero, económico y comercial que comienzan a reflejar una crisis inminente. Una gran cantidad de sectores se encuentran ya vulnerados debido a la creciente exigencia de un mundo globalizado, dentro del cual la cadena de suministros será fuertemente afectada. 

Algunos datos duros para tomar en cuenta son los siguientes:

·       La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), informa que la presencia del coronavirus COVID-19 en China, ha provocado una contracción del 2% en la producción manufacturera del país durante el último mes y ha causado ya una pérdida estimada en 50.000 millones de dólares a la economía mundial. 

Los factores anteriores son un pequeño ejemplo de la afectación en los flujos de materiales en diversos sectores, no sólo por la caída en la producción, sino porque ha habido un descenso en los inventarios, explica Raymundo Tenorio (Tenorio, 2020). 

Aunado a ello, el 11 de marzo de 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al CORONAVIRUS como pandemia global y, consecuentemente, varios países prosiguieron al cierre de fronteras. La implementación de periodos extensos de cuarentena y distanciamiento social; el consiguiente cierre de fábricas y la disminución en las operaciones portuarias, aeroportuarias y férreas; genera un golpe dramático en el abastecimiento. Es decir, las cadenas de suministros enfrentan un riesgo de disrupción nunca visto desde la Segunda Guerra Mundial, según el director del Centro de Logística y Transportes, del Massachusetts Institute of Technology (MIT) (Sheffi, 2020). 

Para México existiría una luz al final del túnel si logramos aprovechar la naciente oportunidad al ver que muchas empresas estadounidenses y europeas buscarán aprovisionamiento cercano para reabastecerse, ya que nuestros fabricantes mexicanos han sido generalmente considerados como una demeritada segunda opción como fuente de proveeduría y abastecimiento (después de China), y, sorpresivamente, ahora estarían bien ubicados para atender al ?necesitado? mercado estadounidense.

La premisa inaplazable consistirá en crear equipos para el control de crisis, así como en enfatizar el enfoque principal sobre el estado actual de la cadena de suministros (ej. Apple anunció que parte de su producción será trasladada a Taiwán); o priorizar en la mirada hacia el mercado interno y, entre otros ejemplos/modelos, el de la facilitación del comercio electrónico.

No hay abastecimiento ?just in time?; las fuentes de suministro alternativas y las estrategias de doble abastecimiento siguen generando silencio sobre la escasez evidente y el virus no parece estar siendo contenido. ¿Por qué no habría de preocuparnos cuando hoy en día un automóvil no se puede ensamblar con el 99% del inventario almacenado? 

Autor: Mtra. Danitza Alejandra Contreras Ramírez. | Catedrática Distinguida agosto ? diciembre 2019.

 Da clic aquí y síguenos en Facebook | Instagram | Twitter 

¿Conoces nuestra página web? Da clic aquí. 

Los puntos de vista expresados en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente representan la posición oficial de los Colegio La Salle de seglares, la Preparatoria La Salle del Pedregal o la Universidad Del Pedregal.